¡Unas Navidades sanas, sí son posibles! ¿Quieres saber como?

Posteado por: on Dic 16, 2013 | 4 Comentarios

Unas Navidades sanas, sí son posibles. La comida (en exceso) y el consumo desmesurado; son dos de los puntos quemesa navidad merecen una atención especial durante las Navidades, así que he pensado en hacer un pequeño análisis de el punto que más me compete, el de la comida en exceso. En cuanto al consumo desmesurado, solo os doy un consejo, comprar en comercios locales, pequeños, del barrio, ayudar al pequeño comerciante y no a las multinacionales. Dicho esto, allá voy:

Parece que en Navidad, se vaya a acabar la toda la comida del planeta y es por eso que los carros de la compra se llenan lo suficiente para poder sobrevivir 6 meses encerrados en un bunker. Tranquilicémonos, esto no sucederá. Relajémonos y compremos realmente lo necesario para alimentar a la gente que venga a casa en los días señalados de estas fiestas y no para el vecindario entero.

turrones El consumo en exceso, acostumbra a darse durante toda la comida, pero en los postres y los dulces navideños, es donde la matan. Después de haber comido, una pica-pica, una buena sopa de “galetes” con “pilota”, un pollo relleno con acompañamiento  y una porción del tronco de navidad, toca sacar los DULCES NAVIDEÑOS. Analizarlo desde fuera, ¿lo veis lógico? Es como si un día cualquiera quedarais con unos amigos para hacer el vermut completo, luego fuerais a comer, un plato de macarrones gratinados con entrecot y tiramisú de postres e inmediatamente después fuerais a hacer unos churros con chocolate. ¿Creéis que podríais? ¿Lo veis normal?

Pues, en muchos casos, esto lo que se hace en navidades, y además todo esto acompañado de vino y cava.

No digo que en Navidad no se tenga que hacer una comida especial, pero especial no es sinónimo de exceso y eso es el problema que hay.

Durante las vacaciones de Navidad:

  • Se come a la desesperada como si fuera la última vez que fuéramos a comer canelones. Y sin saborearlo, no sea que michimenea navida tío sea más rápido que yo y me quede sin poder repetir.
  • Las vacaciones son para descansar y hacer “soffing”, ya volveré al gimnasio el año que viene
  • Bebemos como si el vino, se lo fuera a acabar tu primo de un sorbo.
  • No sabemos decir basta cuando el estomago, nos esta avisando de que ya no puede más.
  • Relacionamos la Navidad con la comida copiosa. Y se nos pasa por la cabeza: – Hoy hasta reventar!
  • Pensamos que con un almax o unas sales de frutas, estará todo solucionado.
  • Nos auto-convencemos de que engordar en Navidad es normal y que cuidarse o decir no quiero es una falta de respeto.

Todas estas cosas, son ideas preconcebidas, instauradísimas en nosotros mismos, que debemos de modificar para poder acabar las navidades correctamente.

Tal vez estos consejos básicos os ayuden:

  • Come lo justo y necesario. Puedes comer canelones el mes que viene.navidades bonitas
  • Muévete mucho, más de lo normal, no dejes que el sofá y la chimenea te atrapen en casa.
  • Disfruta de cada pedazo que comas y de cada sobro que bebas.
  • Piensa con el estomago no con la boca. El estomago te lo agradecerá.
  • Opta por alimentos sanos, pueden hacerte la Navidades mucho más llevaderas.
  • Goza de los tuyos no solo en la mesa, puedes hacer muchas otras cosas más, muchas!
  • Decir: – No quiero más, gracias! No es una falta de respeto hacia el otro, es tener respeto a tu propio cuerpo.
  •  Aquí tenéis más consejos para llevar unas navidades sanas

Disfrutar de la Navidad y cuidar de la salud son dos deseos compatibles

así que mentalízate y busca algo que te motive para alcanzar estos dos deseos.

¿Qué deseas conservar cuando acaben las Navidades?

Se que muchos de vosotros no os sentís identificados con esto que acabo de escribir y que cada vez hay más gente que no relaciona las Navidades con la comida, sino que hace de las Navidades unos días bonitos con los que compartir cosas con familia y amigos y además las aprovecha para hacer cosas que durante el año no pueden hacer, como hacer alguna escapada a la nieve, excursiones a la montaña o incluso marcarse un pedazo de viaje. A los que no pensais así, os aseguro que estos que pensamos así, somos igual de felices, sin necesidad de acabar empachados.

Os dejo el menú y algunas fotos del taller de Navidad en Essència by Raquel Lara, se titulaba: UNAS NAVIDADES SANAS, SÍ SON POSIBLES, donde di algunos consejos para llevar unas navidades sanas y algunas recetas sanas y la mar de ricas.

Aperitivos

Hummus variados (calabaza, remolacha y aguacate), croquetas de mijo y ensalada de escarola.

Primero

 Sopa con “pilota”

Segundo

Canalones de calabaza y nueces

Postres

Fruta fresca o Naranja con azúcar moreno y canela quemada

 

Gracias a todas las asistentes por venir.

tallelr

FELIZ NAVIDAD

 

 

4 Comentarios

  1. Olga
    17 diciembre, 2013

    Gracias por tu punto de vista y recomendaciones,
    las fiestas no deben ser solo comidas copiosas y regalos. descanso sí, pero no abandono de los buenos hábitos.
    mil gracias!

    Reply
    • Lara
      Lara
      18 diciembre, 2013

      Muchas gracias por el comentario. Espero que tus fiestas sean perfectas, que descanses pero que también te muevas!

      Gracias a ti por leer el blog!

      Reply
  2. El otro lado del plato Preguntas y respuestas para estas NAVIDADES ¡Felices Fiestas y 2015!
    18 diciembre, 2014

    […] ¡Unas Navidades sanas, sí son posibles! ¿Quieres saber como? […]

    Reply
  3. Lara Lombarte dietista – nutricionista Bienvenido Invierno. Una estación estupenda y deliciosa. - Lara Lombarte dietista - nutricionista
    18 diciembre, 2016

    […] que os propongo que celebremos el invierno, sobretodo para aquellos que la navidad no os acaba de convencer, tenéis un motivo por el cual estar contentos y ver la cara positiva de […]

    Reply

Deja un comentario