Dime donde comes y te diré que pesas.

Posteado por: on Oct 15, 2013 | 3 Comentarios

Desde siempre se ha comentado, que comer en familia sentados alrededor de una mesa y sin distracciones (tele, móvil, juguetes…), es saludable paracomer en familia las personas, por varios motivos.

Primero de todo, es saludable para la relación familiar, para conversar entre la familia, para la comunicación intrafamiliar, de esta manera padres e hijos comparten sus inquietudes, problemas, alegrías y noticias, es el momento del día en el que se puede hablar cara a cara y con calma entre los miembros de la familia.  Segundo, comer en familia en un entorno tranquilo y relajado, hace que comamos más despacio, hecho que favorece la digestión y hace que comamos la cantidad necesaria y no comamos más cantidad de la cuenta. Y por último, no por eso menos importante, es una manera de hacer que los niños, aprendan a comer de todo con el ejemplo de los padres, eso si, los padres han de comer bien. Además según una investigación aparecida en la revista Pediatrics en junio de 2011, que vi en el artículo de Julio Basulto, Comer en familia: más importante que nunca, dice que compartir 3 o más comidas en familia por semana reduce las posibilidades de que los niños padezcan exceso de peso en un 12%, de que se tomen alimentos insanos en un 20%, de que sufran trastornos de la alimentación en un 35%. Pero además aumenta las probabilidades de los menores tomen alimentos sanos en un 24%. ¿Quién da más?

Por eso, comer en lugares como los que os comentaré ahora no es del todo saludable.

  1. En el coche

    Sara Carbonero McDOnals

    Sara Carbonero comiendo McDOnals embarazada

    Esa imagen típica de una persona en el coche con un refresco gigante, unas patatas fritas y una hamburguesa, es muy típica de las pelis americanas, pero cada vez más lo vemos en nuestro país.

    Normalmente la comida que se consume en el coche, son alimentos bastantes calóricos, altos en azucares y grasas y además los consumimos rápidamente para volver a disponer de las dos manos para conducir. Por lo tanto, además de poco saludable, es peligroso.

  2. Delante de la tele 

    Si comes y miras la TV, sin duda, desvías la atención del acto de comer hacía el programa de televisión quecomer mirando la T V estén emitiendo y al desviar la atención, no estás siendo consciente de lo que estás consumiendo. Por lo que, al cabo de poco rato de haber comido, volverás a tener hambre, ya que no habrás prestado atención a lo que has comido. Además, los anuncios televisivos son muy influentes. Como dijo @EstoNoesComida hay demasiada publicidad emocional (post de Juan Revenga) Si estás comiendo con la TV delante y aparece un anuncio de chocolate, puede que caigas más rápido en la tentación que si no ves el anuncio. Todos los anuncios de pizzas, hamburguesas, nachos, alitas, etc, hace que te entre ganas de comer esas comidas más calóricas al final del día. Por otro lado es importante comentar que los reallity shows de cocina (X chef o similares) también aportan su granito de arena, sobre todo en la franja horaria de emisión. ¿Quién no ha visto uno de estos programas y se le ha hecho la boca agua y ha acabado acercando a la nevera para ver que podía saciar ese deseo?. Así que, consejo: APAGA LA TELE

  3. En la cama

    desayuno en la camaA no ser que tu pareja te traiga un desayuno romántico a la cama (hecho que animo a todos los chicas y las chicas hagáis alguna vez, es precioso y si encima hay una flor, ya es para morirse…jeje), no comáis en la cama, es el colmo de la vaguería. Además de que no es nada higiénico, está comprobado que consumirás más calorías.  No es lugar para comer, es como si te pusieras a dormir en la mesa de la cocina o si comieras en el lavabo, a que no lo ves lógico, pues no lo hagas.

  4. Delante del ordenador 

    Este es el mejor de todos, muchos de mis pacientes comen delante del ordenador y mi recomendacióncomer mirando el ordenador siempre es la misma, no comas allí y si en el caso de solo tener ese espacio, por favor no mires la pantalla, muévete ni que sea 1 metro o tapa la pantalla. La hora de comer en el trabajo es un momento de “relax”, aunque sólo se disponga de 20 minutos, tomároslos son necesarios. Es necesario para vuestra salud mental y además os ayudará a mantener vuestro peso estable.

  5. De pie en la cocina 

    Cuando vas a la cocina a comer algo para matar el gusanillo o  a prepárate algo rápido para comer y salir corriendo y te ves rodeado de comida, es muy complicado serenarse y saber escoger. Es probable que acabes comiendo más de lo que tenías planeado. Lo peor de comer de pie delante de la nevera o armario hace que sea difícil medir la cantidad de comida que estás ingiriendo. Es preferible que cojas lo que necesitas lo prepares y te tomes 1 comer de piesegundo para poner el culo en la silla, solo se tarda un segundo en sentarse en una silla, incluso menos y te lo comas un poco más despacio de lo que tenías planeado, te sentará mil veces mejor.                                                                      Aquí he de contar, una anécdota familiar sobre mi abuelo. Cuando de pequeñas, mi hermana y yo, íbamos a su casa y nos quedábamos a dormir, siempre nos intrigaba el porque desayunaba de pie o incluso a veces cenaba de pie. Ayer se lo pregunté a mi hermana, me dijo que era porque decía que así digería mejor, cosas de los abuelos. A lo que iba con esta anécdota es que siempre hay excepciones, ya que mi abuelo aunque comiendo de pie, estaba estupendísimo (lo compensaba con otras prácticas saludables que ya os explicaré), era todo un señor galán. Pero es la excepción que confirma la regla. Os la he contado por eso, porque seguro que hay gente que come de pie, delante de la tele, en el pc o en el coche y mantiene el peso, pero no son la mayoría.

Bueno mi recomendación, tanto si coméis en familia, pareja o solos por favor ser conscientes de lo que hacéis, prestar atención de lo que estáis comiendo y de que os metéis en la boca. Si coméis una oliva, saborearla, si coméis un trozo de pan degustarlo, no lo  engulláis.

Y por último no podía acabar el post sin mencionar el aparato maldito: los teléfonos móviles. Yo si tuviera un hijo (todo llega, pero aún no es el momento) y tuviera el móvil en la mesa, creo que habrían trifulcas importantes, bueno, más que trifulcas, aquí habría una dictadura por nuestra parte y el móvil se iría a la basura o debajo del grifo. Así que los teléfonos móviles, deben dejarse alejados de los lugares de la comida,. Influyen negativamente.

Todo el post queda resumido en esta imagen de Mr. WonderFuck

wifino

Buen provecho

3 Comentarios

  1. olga
    15 octubre, 2013

    fantástico!gracias!
    a mas de uno le pediría un Mr.WonderFuck!jejejeje

    Reply
  2. Ylenia
    18 octubre, 2013

    Muy muy interesante este post Lara. Mientras comes, nunca te paras a pensar en dónde y cómo lo haces. Saludos :)

    Reply
    • Lara
      Lara
      21 octubre, 2013

      Toda la razón. Deberíamos parar, sentarnos, situarnos, concienciarnos y entonces empezar a comer.

      Reply

Deja un comentario